Ventosas para las contracturas

Person's Hand Giving Cupping Treatment To Man
Aplicación de ventosas en la espalda

Dentro de las terapias manuales más extendidas en Asia existen las ventosas. Tradicionalmente se usaban cuernos, luego cuencos de barro y posteriormente vasos de cristal especialmente diseñados para este propósito, haciendo el vacío dentro de alguno de esos elementos usando una vela o quemando una bola de algodón empapada en alcohol.

Actualmente, además de los sistemas de vaso de cristal y fuego, que queda muy espectacular para quién lo ve, pero no es ni más ni menos efectivo, podemos encontrar ventosas hechas de acrílico que funcionan con una pequeña bomba manual.

Al aplicar la ventosa en la espalda, u otras partes del cuerpo, hacemos el vacío en una pequeña parte de la piel, consiguiendo que se active la circulación de sangre y linfa de forma local.

Esta práctica es profundamente relajante, aliviando muchísimo en casos de contracturas y sobrecargas musculares.

Esta técnica puede generar “chupetones” en la piel, que desaparecerán en cuestión de horas (cuando son más leves) y en cuestión de días si la zona afectada estaba muy cargada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s